martes, 13 de junio de 2017

A dos bandas: Releer, ¿sí o no?

¡Hola bonitos! Ya estamos aquí una semana más y esta vez os traemos un post nuevo y muy interesante. Hemos decidido hacer una serie de artículos con los pros y contras de diferentes temas en los que cada una tomará una posición concreta. Hoy empezamos con la relectura, que siempre ha causado debate entre los lectores empedernidos. ¿Empezamos?

A favor

Reconozco que he sido reacia a la relectura cierto tiempo, pero también es cierto que hay que saber pillarle el truco para hacerlo en condiciones para que os llegue a aportar algo realmente digno.

El primer argumento es claro; releer libros implica darte cuenta de los pequeños detalles que se te pudieron escapar la primera vez que lo leíste. Quizá en un principio pensabas que la trama se dirigía a un punto y después descubriste que había más allá. ¿No os ha pasado nunca? Porque a mí el 90% de ocasiones he visto la luz y me he sentido como si descubriese un tesoro escondido *risas*

Otro argumento es que la relectura te permite valorar la obra con el paso de los años. Me explico, decides leer un libro con 15 años que trata sobre romance. El típico chico malote y niña buena. En su momento puedes pensar que la obra es realmente buena, te encanta ese mundo de fantasía donde sueñas que algún día podría pasarte a ti. Pues bien, 5 años después, relees el libro y piensas "¿de verdad yo soñaba con esto? ¿Una relación basada en el machismo en la que soy una delicada flor? ¡Basura! Y así es como te das cuenta cuando has sobrevalorado una novela. ( ¡OJO! Que también puede ocurrir al revés y hacer una relectura de un libro que creías pésimo o sin fundamento y que luego resulte ser una maravilla que no supiste valorar en su momento.)

Y finalmente, a nivel artístico, cuando te apetece indagar en "el más allá" de la simple lectura, cuando quieres buscar el estilo del autor, lo que quiere trasmitir, cómo lo trasmite, qué intención,etc. Es una forma estupenda de encontrar ese punto, digamos que de investigación, para potenciar nuestra búsqueda.  Es cierto que podemos indagar en obras nuevas del mismo autor, pero a veces son obras clásicas que merecen darle ese repaso para sacarle el jugo que se merecen. 



En contra 

Siempre he sentido cierta admiración por aquellas personas que son capaces de releer mil veces una novela y no cansarse a las tres páginas. Yo os juro que lo he intentado, pero no puedo. Me invaden sensaciones muy extrañas solo de pensarlo. Y yo me pregunto... ¿por qué?

En primer lugar, creo que hay demasiadas obras por leer en este mundo y en esta (corta) vida como para gastar el tiempo releyendo. En serio. No se si os pasa igual que a mí pero mi lista de libros pendientes crece cada día que pasa, se multiplica como los Gremlins y yo no hago nada por evitarlo. Por otra parte, el hecho de saber lo que ocurre en la historia no me gusta nada. Para mí la sensación de novedad en la lectura es muy importante; esa intriga que te invita a seguir leyendo, emocionarte con la trama y sentir esas cosquillitas en el estómago.

He de decir también que ha habido veces en las que he intentado releer un libro después de mucho tiempo porque pensaba que me había olvidado de lo que ocurría pero no. Mi memoria se refrescaba a medida que iba avanzando las páginas. Así que simplemente lo dejé de lado porque me era imposible disfrutar de la historia.

Por último tengo que decir que las historias que leemos nos marcan en ciertos momentos de nuestra vida. Básicamente crecemos como lectores y lo que un día nos gustó puede que ahora no lo haga. Personalmente, prefiero quedarme con la magnífica sensación de que un libro era perfecto y me ayudó a desarrollar mi sentido crítico y a avanzar en el camino de la vida.








¡Y hasta aquí la entrada de la semana! Esperamos que os haya gustado la novedad de crear un artículo a dos bandas, tratando esos dos puntos de vista sobre un tema. Si os gusta la idea, próximamente nos animaremos a crear más temas :)


¡Volvemos la semana que viene con más literatura viva!

Besitos 😘😘




5 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo no suelo releer, precisamente por eso que dices que hay muy poco tiempo y muchos libros... Yo tengo una lista de pendientes infinita... ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  2. Tienen razón las dos jaja. Hay algunos libros que sí vuelvo a leer por investigación. Pero otros prefiero dejarlos para la nostalgia :)

    N.L.

    ResponderEliminar
  3. Holaaa
    Yo releo a veces, pero solo obras que o bien creo que pueden darme algo nuevo por la madurez adquirida con los años, o aquellas que he amado mucho, así que si, en ocasiones si que releo obras, y si lo disfruto ^^
    ¡BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Hoooooola chicas!!!

    Pues lo único que releo son cómics. Me tiene que gustar muy mucho un libro para que lo relea. Es más he dejado de comprar libros en papel porqué una vez los leo ya se quedan en la estantería criando ácaros y no es plan y menos con unos pisos cada vez más pequeños. Estoy de acuerdo con Raquel en el sentido de que se pueden captar varios detalles que no habías captado antes (esto me pasa especialmente con los libros que tratan temas científicos). Seguramente si me volviese a leer Crepúsculo lo tiraba al contenedor de reciclaje de papel.

    Pero también estoy de acuerdo con Sandra en el hecho que ya sabes de que va la historia y te da un palazo tremendo teniendo más libros por leer y más cosas por aprender. Y sí es cierto, todos los libros nos ayudan a desarrollar ese sentido crítico, sean buenos, malos o simplemente, mediocres.

    Un besote enooooooooorme!!! ♥

    ResponderEliminar
  5. Hola!!

    Yo necesito defender la relectura porque hasta hace un par de días, he estado con ella. Es cierto que visto que nuestras listas de libros pendientes crecen a pasos de gigante, pero hay momentos en los que necesitas releer. Ya sea porque fue muy importante para ti en determinado momento; porque con el ritmo que llevamos de lectura, solo recordamos el buen sabor que nos dejó pero hemos olvidado parte de la historia... En fin, yo hasta hace cuatro días, he estado releyendo los tres primeros libros de la saga de El Cementerio de los Libros Olvidados de Carlos Ruiz Zafón para rememorar todo y coger el último libro con la historia fresca y reciente.
    Así que no es algo que haga a menudo, pero entiendo que hay momentos y razones para hacer.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Este blog se alimenta de comentarios así que no dudes en escribir lo que piensas! Nos encanta leerte y siempre contestamos.